El mantenimiento y cuidado de los frenos de un coche es fundamental. Es el sistema de seguridad más importante cuando conduces por carretera o vía interurbana, así que toma nota y protégete. Te hará ahorrar en facturas inesperadas y, súmamente importante, prevendrá accidentes.

¡Toma nota de los siguientes consejos!

Sigue estos consejos para cuidar tus frenos

El uso y el tiempo desgasta los frenos, es por ello que te recomendamos realizar revisiones periódicas para mantenerlos en su estado óptimo, buenas prácticas de conducción y estar pendientes de las señales del coche. Las tres claves para el correcto mantenimiento de los frenos.

1. Mantenimiento: Revisa el estado de los sistemas de frenado

Revisa el estado de los sistemas de frenado cada 20 mil kilómetros, la distancia máxima recomendada de cambio de las pastillas. Posponerlo podría poner en peligro la vida del conductor y acompañantes. Además, es importante instalar componentes de calidad en el coche: tipo de pastillas, calidad del líquido de freno, etc.

Disco de freno Mercedes Benz

2. Conducción: Conduce con suavidad y evita movimientos bruscos

Para mantener los frenos en buen estado intenta conducir con suavidad sin movimientos bruscos. Una conducción con acelerones y frenazos es una de las principales causas del desgaste de las pastillas y discos de freno.

Usa el freno motor para evitar el desgaste

¿Cómo funciona el freno motor? La caja de cambios de nuestro coche debe ser una primera opción para frenar. Ir bajando marchas y evitar pisar el pedal de freno todo el tiempo para reducir la velocidad y no desgastar en exceso. Sobretodo es recomendable en pendientes pronunciadas.

Conduce con suavidad y evita movimientos bruscos

3. Señales: Signos de alerta de los frenos

A día de hoy, la electrónica de los vehículos nos permite tener muchos indicativos para avisarnos de posibles averías. Aún así, el tacto, el sonido o las sensaciones al conducir siguen siendo las primeras señales para detectar alguna incidencia.

Pedal del freno muy duro

Si necesitamos pisar muy a fondo para que el coche frene o si está muy duro significa que nuestras pastillas, discos o ambos están desgastados. La distancia de frenado del coche será mayor, así que cámbialo tan pronto como te sea posible.

El pedal del freno excesivamente suave

Puede darse el caso de pisar el pedal y que éste no oponga resistencia, en este caso puede haber una avería del circuito de frenos debido a una fuga, el aire en el sistema o el líquido de frenos dañado o contaminado.

Suena un sonido agudo

El sonido es un sistema de detección de discos desgastados. Si escuchas un sonido agudo y molesto, como chirriando, es posible que los discos estén desgastados y necesites unos nuevos, independientemente de haber cambiado las pastillas. Recomendamos que visites a tu mecánico de frenos.

El volante vibra al pisar el pedal del freno

Si pisas el pedal del freno y sientes una vibración en el volante, puede ser otra señal de desgaste de frenos.

4. Bonus extra: Dónde vivimos afecta a los frenos

Independientemente de los puntos anteriores, el lugar por donde circulamos afecta de diferente forma al sistema de frenado. Como es obvio, ciudades o pueblos con grandes pendientes se verán los frenos más exigidos que en zonas más planas y sin cuestas.

Conducción por terrenos abruptos y con cuestas

Resumen

Si notas alguna de estas señales anteriores, visita nuestro Taller Mercedes en Marbella y te dejamos los frenos a punto. Si a pesar de no notar ninguna de ellas, lleva tu coche a revisión cuando llegues a los 20.000 kilómetros, como anteriormente comentamos, la distancia máxima recomendada de cambio de las pastillas.

Tu forma de conducción y la zona por la que circules puede reducir el desgaste de los frenos, aún así, tras los 20.000 km la efectividad de los frenos disminuye. Así que pon en práctica nuestros consejos y disfruta de viajes seguros.